7 formas diferentes de consumir arándanos

Consumir Arándanos | Se habla mucho de las bondades de los arándanos, estos frutos silvestres que destacan por ser ricos en antioxidantes. Los arándanos protegen nuestra salud cardiovascular, mantienen sanos nuestros ojos, mejoran la función de nuestra memoria y nos ayudan a prevenir enfermedades relacionadas con las vías urinarias. Estas son solo algunas de las propiedades de los arándanos, pero ¿cómo podemos incorporar los arándanos en nuestra dieta?

Lo cierto es que hay muchas formas de consumir arándanos. Podemos comerlos tal y como nos los da el arbusto en el que crece esta baya, o bien elaborar diferentes recetas con arándanos. A continuación os damos algunas ideas para consumir arándanos:

1-Elabora salsas de arándanos

Las salsas de arándanos pueden ser un acompañamiento perfecto para tus platos, especialmente para las carnes, aunque también algunos pescados como el salmón casan muy bien con este tipo de salsas Con un puñado de arándanos, un vaso de zumo de naranja, un chorrito de vino dulce, y una pizca de azúcar moreno, tendrás una salsa de arándanos deliciosa. Puedes añadirle canela, si quieres darle un toque más dulce, o alguna especia como la pimienta, si por el contrario quieres quitarle dulzor. Las posibilidades son infinitas.

2-Incorpora arándanos en tus ensaladas

Gracias a su sabor agridulce, los arándanos también pueden ser un ingrediente más en tus ensaladas. Casi cualquier combinación quedará bien: con otras frutas como el mango, la manzana o la naranja; con algunos quesos más suaves como el queso fresco, o más sabrosos como el queso feta; con frutos secos (nueces, anacardos, almendras…) o frutas desecadas (orejones, uvas pasas, ciruelas pasas…), y por supuesto, cualquier hoja verde, ya sea escarola, rúcula, espinaca o canónigos. ¡Dale un toque de color a tus ensaladas añadiéndole un puñado de arándanos!

3-Bébete los arándanos

Además de comerlos, los arándanos también se pueden beber. Puedes preparar un licuado de frutas al que incluir arándanos. Pero si su sabor agridulce te gusta, puedes tomar un zumo hecho sólo con arándanos, como el que preparamos nosotros. ¡Prueba el zumo de arándanos ékolo!

4-Respostería con arándanos

Donde suele verse con más frecuencia el arándano es en la repostería. Bizcochos de arándanos, tartas de arándanos, muffins de arándanos… hasta flanes con arándanos. A veces, los arándanos pueden usarse solo para decorar. ¿Quién no ha comido alguna vez la clásica tarta de queso decorada con arándanos o cualquier otro fruto silvestre?

5-Mermeladas y compotas de arándanos

Otra alternativa para consumir arándanos es en forma de mermelada o compota. La mermelada de arándanos generalmente se utiliza para untar la tostada de la mañana, aunque también puede utilizarse para decorar esas tartas de las que hablábamos. No olvidemos que las mermeladas no son solo para el desayuno

6-Añade arándanos al yogur

Con unos cuantos arándonos harás más sabroso un yogur natural. Puedes añadirlos enteros o triturarlos un poco antes. ¡Ya tienes el tentempié ideal!

7-Arándanos al natural

Y si eres «arándanoadicto», ¡cómelos al natural! Al igual que cualquier otra fruta, los arándanos pueden consumirse frescos, la mejor manera de disfrutar de todos sus beneficios y de su excelente sabor.

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.