Recetas detox para después de las vacaciones

En vacaciones el cuerpo se relaja y es el momento para disfrutar de algunos caprichos de los que nos privamos el resto del año. Navidad, verano, Semana Santa… no importa la época, en vacaciones casi todos caemos en los excesos y, por eso, al volver a la rutina, conviene realizar alguna dieta depurativa. Necesitamos eliminar de nuestro organismo las toxinas acumuladas, algo que no es tan complicado. Solo necesitaremos darle a nuestro cuerpo los alimentos adecuados para realizar una limpieza completa. Se trata de preparar platos depurativos que, no por ello, dejan de ser sabrosos. A continuación os proponemos unas cuantas recetas detox que os harán mucho más fácil la vuelta a la rutina.

– Alcachofa

Si hay un alimento depurativo ese es la alcachofa, perfecta para regular el funcionamiento del hígado. Rica en antioxidantes y muy diurética, la alcachofa te ayudará a eliminar todas las toxinas acumuladas durante las vacaciones. Además se pueden comer de muchas maneras. Puedes servirlas en ensalada, para el verano, y en cremas y sopas para el invierno. No olvides las recetas clásicas – acompañadas con un poco de jamón están deliciosas – o las menos clásicas – las alcachofas con almejas nos encantan -. Al horno o rebozadas con un poco de huevo también están deliciosas, y si las añades en una menestra, verás qué sabor le da al resto de verduras.

– Espárragos

Los hay verdes y los hay blancos, y de cualquier manera están sabrosos. Los espárragos son un potente antioxidante natural, ricos en ácido fólico y vitamina B pero, sobre todo, muy diuréticos. No son necesarias grandes elaboraciones para comerlos. A la plancha o cocidos con un chorro de aceite de oliva están para chuparse los dedos. Pero aquí tenéis más ideas: gratinados al horno, como relleno de otra verdura, como ingrediente en un plato de pasta o en cualquier ensalada. ¡No tienes excusas para no comer esta hortaliza tan saludable!

– Cítricos

Con un alto contenido de agua, las cualidades diuréticas de los cítricos los convierten en unos de los alimentos más recomendados en las dietas para controlar el peso. Las naranjas o las mandarinas, pero especialmente el limón y el pomelo, nos ayudan a eliminar líquidos y todos ellos ofrecen muchas posibilidades en la cocina. No pienses que tomar la pieza de fruta entera o exprimida en zumo son las únicas opciones. Prueba a aliñar tus platos con limón o pomelo, o incluir unos gajos de naranja o mandarina en tus ensaladas.

– Uva

La uva es otra fruta muy depurativa y que entra en nuestras recetas a la perfección, y al igual que los cítricos, casa muy bien con muchos platos. Utiliza uvas como guarnición para carnes y pescados, añádelas en un risotto o complementa un postre con ellas, por ejemplo en una mousse de yogur. Y para desayunar, un rico zumo de uva.

– Espinacas

Destacan por su alto contenido en hierro pero, además, tienen muchas otras propiedades, como por ejemplo mejorar la actividad metabólica. Así que no dejes de incluir espinacas en tu dieta. Se pueden hacer recetas de todo tipo, en tortilla o en revuelto con unas gambas y unos ajetes, o prepara una lasaña con ellas. Un sencillo salteado de espinacas con champiñones y almendras será un acompañante perfecto para cualquier plato de pescado.

Y lo más importante, combina una dieta depurativa con un estilo de vida saludable. Es momento de dejar a un lado el sedentarismo propio de las vacaciones.

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.