Alternativas al azúcar blanco refinado

El azúcar blanco refinado sigue siendo uno de los productos más consumidos en la sociedad, bien como endulzante o como azúcar añadido a los alimentos. Pero, ¿por qué debemos evitar el azúcar blanco refinado y buscar otros edulcorantes alternativos más saludables?

El azúcar que nos da la caña de azúcar contiene una serie de vitaminas y minerales que permiten a nuestro organismo metabolizar el azúcar. Sin embargo, el proceso de refinamiento da lugar a la sacarosa (el azúcar blanco refinado) carente de esos nutrientes, que obliga a nuestro hígado y a nuestro corazón a utilizar sus reservas de minerales y vitaminas para asimilarlo.

El azúcar que nos da la caña de azúcar contiene una serie de vitaminas y minerales que permiten a nuestro organismo metabolizar el azúcar. Sin embargo, el proceso de refinamiento da lugar a la sacarosa (el azúcar blanco refinado) carente de esos nutrientes, que obliga a nuestro hígado y a nuestro corazón a utilizar sus reservas de minerales y vitaminas para asimilarlo.

Lo más recomendable para nuestro organismo es reducir al máximo el consumo de todo tipo de azúcar, pero especialmente el de azúcar blanco. Estas son algunas alternativas al azúcar refinado que resultan más saludables.

  • Azúcar moreno de caña integral

El azúcar moreno de caña integral se obtiene al evaporar el jugo de la caña de azúcar, sin procesos de refinamiento. Las calorías que aportan ambos azúcares, blanco y moreno, son prácticamente las mismas, pero la diferencia está en la cantidad de nutrientes que contiene cada uno. El azúcar moreno nos aporta vitaminas (del grupo B) y minerales (potasio, calcio, sodio y magnesio), mientras que el azúcar blanco refinado solo aporta calorías vacías. ¡Pero ojo! No es oro todo lo que reluce. Hay que fijarse bien en la etiqueta y asegurarnos de que realmente estamos comprando azúcar moreno de caña integral, ya que a muchas veces lo que se vende como azúcar moreno es simplemente azúcar blanco al que se le ha añadido extracto de melaza.

  • Miel

La miel que producen las abejas es otro edulcorante que podemos utilizar. Tiene menos calorías que el azúcar y, a diferencia de esta que es solo sacarosa, contiene también fructosa y glucosa. Además  no podemos obviar la multitud de propiedades que posee. ¡Por algo la llaman el antibiótico natural!

  • Sirope de agave

El sirope de agave se obtiene de las hojas de planta. Tiene un alto poder edulcorante pero un bajo índice glucémico, por lo que su consumo (siempre moderado) suele estar indicado para personas con diabetes.

  • Melaza de arroz

La melaza de arroz es un edulcorante también más saludable, pero menos dulce que el resto. Se obtiene a partir de arroz integral fermentado y tiene una textura similar a la de la miel.

  • Otros endulzantes naturales

Algunas frutas más dulces como el plátano pueden ser un excelente ingrediente en la elaboración de postres, al igual que algunas hortalizas como la zanahoria, la calabaza o el boniato. También puedes utilizar frutas deshidratadas para endulzar.  Añade pasas a un yogur, orejones a un bizcocho, o dátiles a un smoothie.

Conscientes de lo perjudicial que es el azúcar blanco refinado, en ékolo optamos por alternativas más saludables. Por ejemplo, en la elaboración de nuestras mermeladas artesanales utilizamos azúcar de caña integral, y lo integramos en un porcentaje muy reducido ya que la fruta es la verdadera protagonista. 100 gramos de mermelada ékolo contienen 70 gramos de fruta.

También empleamos el azúcar de caña para reducir la acidez de algunos productos como el tomate frito y la limonada. Esta última, además, la podéis encontrar con sirope de agave.

Y no olvides que ninguno de los zumos ékolo lleva azúcares añadidos. ¡Todos son 100% naturales! ¿A que con tantas opciones ya te has olvidado del azúcar blanco?

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.