Alimentos para proteger tu piel del sol

Cuando aparecen los primeros rayos de sol nos pierden las ansias por estar bronceados y, aunque el sol es la principal fuente de vitamina D, también los rayos UVA pueden ser dañinos para nuestra piel. Por eso, es importante tomar las precauciones necesarias, no solo a través del uso de fotoprotectores, sino también por medio de la alimentación. La ingesta de algunos alimentos nos ayudará a proteger la piel del sol y a lucir un bonito bronceado.

Preparar la piel para el sol

La fruta y la verdura deben estar presentes en nuestra dieta todo el año, pero en primavera es recomendable aumentar su ingesta para acelerar la producción de melanina y neutralizar los radicales libres. ¡Es una buena forma de ir preparando la piel para la época estival!

Es importante también exfoliar la piel para reactivar la renovación celular, deshaciéndonos de las células muertas y dejando espacio para la piel nueva. Además, al exfoliar la piel se abren los poros facilitando así la hidratación de la misma.

¿Qué alimentos protegen mi piel del sol?

Ya tenemos la piel preparada para recibir los primeros rayos de sol. ¿Y ahora qué? Ahora debes incluir alguno de los siguientes alimentos en tu dieta para protegerte de los rayos UVA.

  • Vitamina C:

Los alimentos que contienen vitamina C son antioxidantes y nos aportan colágeno. El pomelo, el limón, la naranja… todos los cítricos nos ayudarán a mantener nuestra piel más firme. Puedes tomarlos en zumos (zumo de pomelolimonada…) o usarlos al cocinar en diferentes platos. El kiwi y el pimiento son otros alimentos a tener en cuenta si queremos incrementar el aporte de vitamina C a nuestro organismo.

  • Aceite de Oliva:

Para proteger las células epiteliales es bueno el consumo de aceite de oliva por su alto contenido en vitamina E. Y si es aceite de oliva virgen extra ecológico, ¡mucho mejor!

  • Tomate:

Los tomates son ricos en carotenos, principal fuente de vitamina A. Sus propiedades antioxidantes nos ayudan a broncearnos sin peligros. Los carotenos son los responsables del color característico de muchos vegetales. En general todas las verduras y frutas de color rojo o naranja (tomate, zanahorias, calabaza, albaricoques…) y verde (acelgas, espinacas…) son ricas en carotenos.

  • Agua y zumos:

Lo más importante para protegernos del sol en verano es estar bien hidratados. Una correcta hidratación nos ayudara a evitar que nos aparezcan manchas en la piel. Procura beber mucha agua (unos dos litros diarios) y muchos zumos. ¡Los zumos de frutas también te ayudarán a conseguir un bronceado saludable!

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.